Bienvenidos al sitio de Anamar Orihuela
Sígueme en Facebook
Sígueme en Twitter
Envíame tus comentarios por mail
Anamar Orihuela
Hambre de hombre
Hambre de Hombre

Hambre de hombreCuando estableces una relación de pareja y no has trabajado por sanar tus necesidades de la infancia, como ser querida, respetada, protegida, acariciada, es muy común que estas necesidades se despierten como un grito desesperado en las relaciones de pareja que intentas establecer. Se manifiestan como reacciones desesperadas y fuera de control, cargadas de enojo, dolor, miedo, ansiedad y hacen que tengas actitudes violentas o berrinchudas que hagan sentir al otro fuera de control o desconcertado con tu reacción sobredimensionada.

Cuando quieres amar a alguien sin tener claras tus hambres, sin trabajar por sanar el dolor de la niñez y sin fortalecer tu autoestima, terminarás haciendo de esa persona tu centro y tu mundo y poniendo todas tus expectativas de felicidad en él.

Tu autoconcepto negativo será el mensaje que enviarás de manera inconsciente a esa persona con la que intentas establecer una relación amorosa. Tus actos le dejarán claro lo que mereces y lo que eres según esa idea que tienes de ti misma. Por ejemplo si tú crees que eres fea y poco valiosa, cuando esa persona con la que te relaciones te diga que le gustas y que eres valiosa para él, te generará mucha ansiedad sentir que él ve algo en ti que es erróneo y entonces empezarás a hacer muchas cosas para sostener su reconocimiento ó tendrás actitudes que le dejen claro que no vales mucho.

La angustia de sentir un trato afectuoso, de ser querida y respetada es mucha cuando en el fondo sientes que no lo mereces porque estás más acostumbrada al rechazo de ti misma y a una baja autoestima. Por lo tanto, terminarás boicoteándote, permitiendo, no poniendo límites, controlando y haciendo cosas que terminarán alejándolo de ti y desvalorizándote.

Todas hemos recibido mensajes de lo que “somos” a través de las personas con las que nos relacionamos en nuestra vida. Primero nuestros padres nos dicen lo que “somos y merecemos” a través de sus actos y eso será una idea raíz que está en el inconsciente y que confirmaremos una y otra vez en las relaciones que establecemos o que iremos cambiando a través de hacernos conscientes de quien somos en realidad.

Cuando creces sintiéndote sola y con muchas necesidades afectivas no cubiertas, creces con un auto-concepto muy bajo de ti misma y se desarrollan “Los 5 demonios del Auto-concepto” que son: 1) No soy valiosa, 2) No soy suficiente, 3) No soy merecedora, 4) No soy capaz y 5) No pertenezco. Todas estas formas negativas de mirarte terminan siendo el veneno que daña las relaciones que estableces porque terminas mostrando lo que crees de ti misma de una u otra forma. Serás complaciente, tratarás de ser perfecta, la que resuelve todo, la incondicional y por momentos la que no puede sola, la insegura e incapaz, y todo esto genera historias que inician como una posibilidad de vivir el amor y terminan en experiencias llenas de dolor, abandono, traición y decepción.

Trabajar por construir una relación contigo es el primer paso al verdadero amor. Es conocerte y vivir en cotidiano una forma de trato respetuoso, responsable y consciente contigo misma, con más mensajes que me digan: me quiero, me importo, me respeto, cuido de mis necesidades, plasmo mis sueños y vivo un constante trabajo por ser una escultora de mi misma. En el fondo de nosotras yace una mujer llena de valor y con muchas cosas abundantes que dar al mundo. Descubrirla forma parte de un viaje extraordinario que te llenará de satisfacción y orgullo de ser quien eres.

“El amor solo es posible entre dos seres despiertos”

Anamar Orihuela

Anamar Orihuela en los medios